Artistas contra el arte. Vicente Jarque, El País 2/8/2008

He aquí una reseña perfectamente mediocre, que da el pego pero oculta una enorme vacuidad. Es un texto de esos que pretenden emular los códigos del texto crítico pero que carecen del mínimo interés porque no aportan una lectura particular ni disparan al lector a otros ámbitos que el de la pura opinión de su autor. Eso en el mejor de los casos. La crítica, publicada este fin de semana en el Babelia del País, hace eco de la exposición titulada Herramientas del arte de Isidoro Valcárcel Medina, Rogelio López Cuenca y Daniel García Andújar, en la Sala Parpalló en Valencia.

Vicente Jarque en cuestión estructura el texto de una forma caricaturesca. Empieza, como los que quieren demostrar lo que saben para que aumente la valía de sus palabras, con una mención a Hegel. Este es un recurso muy utilizado, sobre todo si la referencia a la que se alude está fuera del alcance de la mayoría de los mortales. Con este gesto el autor se coloca en una situación de superioridad de la que no baja:

«Bastantes artistas siguen, casi al pie de la letra, la constatación hegeliana de que, en la era de la ciencia, por no hablar de las nuevas tecnologías, lo que hasta la fecha hemos venido designando como “arte” es “una cosa del pasado”. Esto es evidente, pero no por ello debería ser difícil asimilar lo que significa: que el arte debe incorporar la reflexión y, por ende, el pensamiento, la autoconciencia… sin necesidad de suicidarse»

En el segundo párrafo se ahorra los argumentos y empieza con su opinión:

«Estas consideraciones de orden filosófico vienen a cuento de una exposición ciertamente interesante…»

Pero no llega a precisar qué es lo que le parece más interesante hasta el final, cuando se atreve a confesar que lo mejor es un manual de declaración de la renta para artistas, suponemos que con la intención de clavar una chispa de humor, pero que no deja de leerse como una solemne tontería, banalizando el posible interés que pudiera tener en el conjunto de la exposición.

Jarque aclara el tema pero no revela su profundidad a pesar de que en la red hay abundante material para hacerlo, concretamente en un blog del proyecto (http://www.herramientasdelarte.org/), que tampoco cita. En su lugar incluye una agradecida pero innecesaria explicación de cada uno de los artistas. Agradecida porque resulta amable hacer una mapa y visualizar el perfil de los artistas. Innecesaria porque apenas describe lo que hacen y ocupa un espacio precioso que mejor hubiera sido utilizar para analizar verdaderamente el objeto de su crítica: la exposición.

Como traca final, el artículo acaba apresurado con una pueril separación entre ‘lo mejor’ y ‘lo peor’. El autor declara sin justificación alguna:

«Lo peor de esta exposición, aparte de las absurdas postales de desnudos femeninos, son las inútiles fotocopias de textos de Max Weber, Lévy-Strauss, Bourdieu, Badiou o Enzensberger, etcétera, con las que se intenta ilustrar al visitante.»

Mejor o peor empleada la expresión ‘ilustrar’, habría que ver hasta qué punto este elemento tienen cabida dentro del conjunto. La diferencia entre ‘ilustrar’ tópicamente y facilitar el acceso al conocimiento (objetivo que estando mínimamente familiarizado con el trabajo de los artistas, es más probable) puede ser aparente para el espectador descuidado. Al menos tan descuidado como Vicente Jarque.

Anuncios

3 Respuestas a “Artistas contra el arte. Vicente Jarque, El País 2/8/2008

  1. wow xDDDD
    vaya vaya… este blog promete, seguid así!

  2. Rizando el rizo, la crítica de la crítica de ídem, tentación irrefrenable.

    Me limitaré a mencionar algunos apuntes que el arriba (no) firmante debería considerar antes de coger el primer suplemento que cae en sus manos y destriparlo en esta bitácora de pretensiones desbocadas y resultados modestos:

    En primer lugar, Vicente Jarque es -aparte de humano- doctor en filosofía. Sobra decir que este pequeño hecho justifica gran parte de su retórica, tanto su alusión a Hegel como su indiferencia hacia las fotocopias de la muestra comentada.

    Y, a propósito del idealismo alemán, -como ve, yo tampoco me corto a la hora de darme importancia- ¿de verdad el lector habitual de Babelia, y, más concretamente, de la sección que nos ocupa, no conoce a Hegel?
    Ni que lo regalaran con el “Marca”, oiga.

    Para terminar, siendo bueno y haciendo la vista gorda respecto a varios “descuidos” gramaticales y ortográficos -a la hora de escribir, la relectura es valiosa-, recomiendo al autor la compra, o al menos consulta, del diccionario de la RAE, con especial mención a la sección dedicada a la letra “I”.

    En caso de falta de medios le remito a la siguiente página:

    http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=ilustrar

    Gratuidad non grata.

    En resumen: falta total de “estilo”, en más de una las acepciones del término. La idea era buena.

  3. Agradecemos sin duda el tiempo que nos regala usted redactando una réplica, a la que intentaremos contestar con dignidad.

    El sentido de este blog está más que justificado cuando se presta atención a los ‘primeros suplementos que caen en nuestras manos’. Eso quiere decir que algo se ha hecho público y por tanto se puede discutir y comentar públicamente. El objetivo de este blog es precisamente evitar el texto especializado, en donde estamos seguros que Vicente Jarque se defiende con soltura. Seguro que muchos lectores del Babelia conocen a Hegel, y aún sin conocerlo oír hablar de él sería la forma de poder hacerlo. Pero no se trata de un tema, sino de cómo ese tema es lanzado al lector, cuál es la actitud del escritor con respecto a sus lectores. Queremos poner el énfasis en cómo la crítica cultural -hasta ahora crítica de arte- media entre el artista y el público general -no especialista-, defendiendo por un lado al artista del que se habla sin pudor y a menudo con ignorancia desde los púlpitos de la prensa, y por otro lado al lector que con frecuencia tiene que tragar con una información filtrada por manías, intereses personales, arbitrariedades y una información sesgada y carente de rigor.

    Este es el caso de las críticas posteadas en este site, que nos tomamos la molestia de rebatir. El texto de Vicente Jarque no hubiera sido puesto en el foco de atención si no nos pareciera que dista mucho de lo que consideramos una buena crítica. Esto es: argumentada, explicativa, ponderada y que implique un esfuerzo por comprender la propuesta de los artistas y por comunicarla al público con la misma meticulosidad con la que enuncia su posición en el asunto. Sucede a menudo que el lector que accede a un producto cultural lo hace únicamente mediante el discurso que se elabora alrededor del mismo, y consideramos de suma importancia que este ejercicio discursivo sea responsable.

    Por supuesto, sabemos que los escritores son personas que se equivocan, y por eso nos equivocamos nosotros con algunas faltas de ortografía. Pero eso, querido amigo, es una falta sin importancia que solo puede preocupar a puristas academicistas. ¡Ojalá pudiéramos tener los correctores que tienen en el País para que revisaran nuestros textos! ¡Ojalá el tiempo de los profesionales de las ideas, preocupados a jornada por la gramática en sus despachos universitarios! A este respecto solo podemos pedir disculpas y plantear la posibilidad de abrir una nueva sección de ‘fe de errores’ para aliviar las réplicas que pretendan derribar nuestros artículos con citas al diccionario de la RAE. De ningún modo aceptaremos que lo dicho carece de razón por la presencia de un par de ridículas faltas ortográficas. Le rogamos que sea comprensivo por esta vía y no nos trate como alumnos de instituto.

    Nos gustaría por último pronunciarnos acerca del fino puñal que se nos clava por escribir anónimamente. Nos se nos ha pasado por la cabeza hacerlo de otro modo. Las personas que decidimos montar este blog consideramos que la única forma posible de contrapuntear el poder de la prensa es la escritura de guerrilla. Para mantener en libertad nuestras opiniones debemos mantenernos ocultos, pues muchas veces podríamos estar criticando el trabajo de amigos nuestros, sin ir más lejos.

    Sinceros saludos

    El Escalpelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s